sábado, 12 de noviembre de 2011

DO YOU UNDERSTAND? (*)



El idioma materno del rock es el inglés. Con la popularidad, los medios y la obsesión por emular a países desarrollados, el género migró a todos lados con su pronunciación original.

En Perú cuando las primeras bandas de rock de los años sesenta empezaron a grabar, lo hacían en inglés no por alienación anglosajona o gringa, sino porque cantarlo en la lengua de Shakespeare era lo más natural del mundo. Lo extraño era lo contrario y el largo catálogo de músicos que llegaron a los vinilos son muestra de ello.

Con los años, los gobiernos militares (que consideraban al rock como instrumento de dominación imperialista) y la propia evolución del género, las nuevas bandas repensaron la fórmula para expresarse en su lengua original y comunicarse con sus connacionales.


La fiebre del rock español y argentino, sumado al inusitado mercado peruano de los ochentas mostraron que en cada país al músico le sobraban ideas para expresarse a un público ávido de “rockear” que se expresaba en una forma de protesta contra padres, profesores, gobierno y el propio sistema.

El fenómeno, es que el último quinquenio ha parido un puñado de bandas que sólo cantan en inglés aunque sus integrantes sean tan nacionales como el ceviche y la papa a la huancaína. Jóvenes que no tienen el chip de los sesentas y lo hacen sencillamente por comodidad o moda pero con gran solvencia interpretativa.

“Bocanegra”, “Space Bee”, “Subway Elephant”, “Emergency Blanket” en Lima son un ejemplo, así como “Olaf” o “Dial Down Man” en Arequipa cada una con muchos seguidores. De las capitalinas “The Voiders” ha sorprendido esta semana por llegar al top ranking de una emisora local como reflejo de esta tendencia.


(*) JUNGLA DE CEMENTO:

http://www.larepublica.pe/impresa/larepublica-sur-10-11-2011-pag6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada